De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los determinantes sociales de la salud son,

“…las circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluido el sistema de salud.  Esas circunstancias son el resultado de la distribución del dinero, el poder y los recursos a nivel mundial, nacional y local, que depende a su vez de las políticas adoptadas.”

Dicho de otra manera, nuestra salud física o mental se ve afectada en gran manera por la desigualdad y demás injusticias evitables presentes en el ambiente social, económico, cultural y politico en que vivimos.